Indícanos tu provincia para ofrecerte ofertas exclusivas en tu zona
Comprara 0
Cesta 0
Carrito
0
Todavía no hay productos en tu cesta

Así debes hacer el mantenimiento de tu secadora

Para mantener tu secadora como nueva durante más tiempo, es fundamental que realices unas tareas de mantenimiento periódicamente, que te garantizarán la durabilidad de la misma. 

En primer lugar, una de las claves es mantener limpio el filtro de tu secadora. El filtro de la puerta debe limpiarse tras cada uso, puesto que dejarlo para otro momento afecta a la calidad del secado.  Saca el filtro donde esté ubicado en tu modelo de sacadora, y elimina las pelusas, luego vuelve a colocarlo, y como nueva. 

El paso de limpiar el condensador también es muy importante. Para ello, deja enfriar la secadora y pasa un paño absorbente por debajo de la trampilla de mantenimiento. Puede que salga agua residual.

A continuación, desbloquea la trampilla de mantenimiento y ábrela completamente. A continuación, gira hacia el centro ambas palancas de cierre.

El siguiente paso, es extraer la tapa y a continuación, el condensador. Límpialo con agua y retira las pelusas del condensador y las juntas. Luego deja escurrir, y vuelve a colocarlo. 

También debes limpiar el sensor de humedad. Para ello, localízalo dentro de la secadora, límpialo con un trapo humedecido y sécalo con otro trapito.

Recuerda que también es muy importante vaciar el depósito de agua tras su uso. 

En cualquier caso, en las instrucciones de tu secadora vienen todas las indicaciones para que en función de sus características particulares, hagas un óptimo mantenimiento. 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.