Indícanos tu provincia para poder atenderte mejor.
Comprara 0
Cesta 0
Carrito
0
Todavía no hay productos en tu cesta

Cómo elegir tu aparato de aire acondicionado

Los splits de aire acondicionado se instalan con una unidad exterior y unidades interiores y pueden dar tanto aire frío como caliente.  A la hora de elegir el aire acondicionado, hay que tener muy en cuenta la potencia y el consumo adecuado para tu vivienda. 

Los aires acondicionados fijos, permiten aclimatar una estancia tanto en invierno como en verano de forma económica y eficiente. Si lo que necesitas es climatizar varias habitaciones a la vez y de forma independiente tienes los split 2×1, 3×1… en función del número de habitaciones en las que necesites el aire. 

Es imprescindible que conozcas lo que tu aparato consumirá en función de tus necesidades ya que, cuando llega a la temperatura que hayas programado, se apaga automáticamente. Un equipo más potente no es sinónimo de más gasto en consumo sino que alcanzará antes la temperatura que desees.

Lo importante es elegir un sistema de aire acondicionado que sea eficiente, porque al consumir menos energía, ahorraremos en la factura eléctrica y estaremos contribuyendo al cuidado el medio ambiente.

Calcular el consumo del aparato es muy sencillo, solo tienes que dividir la potencia del aparato entre el código SEER o entre el SCOP (aire frío o aire caliente).

En cuanto a la potencia, basta con otra sencilla operación. Calcula aproximadamente entre 100 y 140 frigorías por metro cuadrado, dependiendo de si tu casa está más o menos protegida del frío y del calor por un buen aislamiento,  si está orientada al norte o al sur, y el número de aparatos electrónicos que haya en la habitación en la que quieres colocar tu equipo de aire acondicionado.

Para tener un correcto uso del aire acondicionado, basta con seguir unos consejos:

  • Controla la temperatura. En invierno lo ideal es que se mantenga entre los 18° y los 21°. Mientras que en verano será suficiente entre 23° y 27°.
  • Mantén el porcentaje de humedad entre el 40% y el 60%.
  • Asegúrate de que el aire circule de manera uniforme y que no sea unidireccional.
  • Mantén a punto los filtros, ya que mejoran la calidad del aire eliminando ácaros y bacterias.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.