Activa

Cómo limpiar los electrodomésticos de acero inoxidable

Los electrodomésticos de acero inoxidable están muy presentes en la mayoría de las cocinas y aunque aportan un toque extra de elegancia, lo cierto es que hace que se aprecien más las manchas de grasa, salpicaduras, etc…

Si quieres dejarlos recientes puedes seguir estos tres pasos:

  • Moja una bayeta con jabón neutro. Un detalle importante es frotar en la dirección de las vetas del acero. De esta manera evitarás la aparición de rayaduras en la superficie.
  • Después de aclarar, frota de nuevo la puerta con una bayeta mojada con agua y unas gotas de vinagre o amoniaco. Es la forma más eficaz de limpiar la grasa.
  • Por último, para recuperar el brillo del acero te recomendamos que utilices diversos productos aceitosos, como el aceite de oliva. Te ayudará a disimular las rayaduras más sutiles.

Si tus electrodomésticos tienen además un recubrimiento antihuellas, tendrás que tener especial cuidado, pero su limpieza es aún más sencilla. Basta con pasar un paño suave húmedo para limpiar la superficie. Al estar especialmente diseñados para que las manchas y huellas no se marquen en la superficie, sólo con este gesto conseguirás dejarlos perfectos.

Ten especial cuidado, y no utilices productos de limpieza específicos para acero o que contengan cloro ni esponjas abrasivas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Activa

Sigue toda nuestra actualidad en nuestras redes sociales