Indícanos tu provincia para ofrecerte ofertas exclusivas en tu zona
Comprara 0
Cesta 0
Carrito
0
Todavía no hay productos en tu cesta

Receta de panecillos de leche de adviento

Esta Navidad puedes darle una forma especial a la receta de pan de leche, con los moldes navideños y disfrutar de una receta sencilla. 

Ingredientes

  • 300 ml
  • Vaina de vainilla
  • 10g Levadura fresca de panadería
  • 500 g Harina de fuerza
  • 50 Azúcar
  • 1/2 cucharadita canela molida 
  • 1/4 cucharadita cardamomo molido
  • 1/4 cucharadita jengibre molido 
  • 1 pizca de sal
  • 2 huevos
  • 60 gramos de mantequilla.

Elaboración

Pon la leche en un cazo y calienta con la vaina de vainilla. Cuando rompa a hervir, apaga, tapa y dejar infusionar mientras se enfría. Debe quedar templada sin llegar a quemar. Luego tienes que colar la leche tibia a un cuenco y desmigar la levadura encima; agregar dos cucharadas de la harina total y mezclar. Dejar 20-30 minutos, hasta que la levadura empiece a fermentar. 

El siguiente paso es mezclar en un recipiente grande o en la amasadora el resto de la harina con las especias, la sal y el azúcar. Formar un hueco en el centro.

Echar en ese hueco el prefermento y uno de los huevos ligeramente batido. Comenzar a trabajar la masa hasta que todo quede más o menos integrado. Añadir ahora la mantequilla blanda, troceada, y seguir trabajando hasta homogeneizar. Tapar y deja reposar durante 30 minutos.

Ahora es el momento de amasar enérgicamente hasta tener una masa suave, elástica y homogénea, hidratada pero no pegajosa en exceso. Si lo hacemos a máquina será suficiente con unos 10 minutos; a mano es mejor echarle unos 20 minutos. Si se pega demasiado, alternar tiempos de reposo corto y amasado.

Formar una bola, disponer en un recipiente ligeramente engrasado con aceite neutro (girasol) o mantequilla, y tapar. Dejar levar en un sitio cálido hasta que doble su tamaño, alrededor de dos horas. Preparar los moldes, el rodillo y dos bandejas de hornear; batir ligeramente el otro huevo en un cuenco.

Precalentar el horno a 200ºC. Deshinchar la masa sobre la superficie de trabajo, reamasar un poco y tapar; dejar que se relaje 5 minutos. Ahora, estirar con el rodillo hasta dejar un grosor de 1 dedo gordo. Recortar las porciones con los cortadores y distribuir en las bandejas, dejando espacio para que crezcan entre ellos.

Volver a amasar y estirar la masa sobrante hasta terminar con ella. Pintar los panecillos con el huevo batido y dejar reposar 20 minutos. Finalmente, hornear bajando la temperatura a 180ºC durante unos 15 minutos, hasta que estén dorados y suene hueca la base al golpearlos. Dejar enfriar sobre una rejilla.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.