Activa

Trucos para hacer un buen uso de tus electrodomésticos

El consumo de electricidad es necesario para que funcionen nuestros electrodomésticos, pero con unos prácticos consejos puedes ahorrar en tu factura mensual. ¿Quieres sacarles el máximo partido y ser muy eficiente? 

Aunque tengas en tu casa electrodomésticos eficientes, un mal uso puede hacer que su consumo no sea todo lo reducido que podría ser, así que toma nota de nuestras recomendaciones en función de cada tipo de aparato:

Termos

  • No lo instales en la terraza, el sótano o el garaje.
  • Aísla el termo y las tuberías con lana de roca.
  • No ajustes la temperatura a más de 60 ˚C.
  • Coloca un enchufe programador para calentar el agua durante las horas que la tarifa es más barata.
  • Desenchúfalo si no vas a usarlo en 24 horas.  

Lavadora

Separa la ropa por colores y en función de lo sucias que estén las prendas para poder usar el programa más frío posible.

Secadora

  • Selecciona el centrifugado más rápido en la lavadora.
  • Si vas a planchar la ropa, finaliza el programa de secado antes.
  • Limpia las pelusas del filtro y del condensador.
  • Llena el tambor totalmente, pero respetando siempre la carga máxima.  

Lavavajillas

  • Usa el programa económico (50-55 ˚C) en vez del normal a 65 ˚C.
  • Utiliza el programa de lavado intenso solo cuando la vajilla esté muy sucia.
  • El programa de media carga no ahorra mucho, así que mejor espérate a llenar el lavavajillas por completo para ponerlo en marcha.
  • Si tienes pensado instalar paneles solares en tu casa, elige uno que admita entrada de agua caliente.
  • Limpia el filtro a menudo.

Horno

  • No precalientes el horno durante mucho tiempo y apágalo 5-10 minutos antes de acabar la cocción.
  • No abuses de la función grill.
  • No coloques el horno cerca de la nevera o, en su defecto, pon un aislante que separe ambos electrodomésticos.
  • Cuando estés cocinando, trata de abrir la puerta lo menos posible. Si necesitas vigilar cómo va lo que tienes dentro, hazlo a través del cristal de la puerta.
  • Hornea varios alimentos al mismo tiempo.  

Frigorífico

  • Aprovecha al máximo el volumen de tu nevera, pero sin llegar a comprimir los alimentos.
  • No instales el frigorífico cerca del horno, de un radiador o de una ventana soleada. Tampoco olvides comprobar que el aire circula por detrás.
  • Ajusta el termostato entre 4-6 ˚C. 
  • Si ves que tu nevera acumula escarcha, descongélala.
  • No dejes la puerta abierta mucho rato.

Placa vitrocerámica

  • Usa cacerolas del mismo tamaño que la placa y procura taparlas para que se mantenga más el calor.
  • Apaga la cocina un poco antes de terminar la cocción.
  • Saca los alimentos de la nevera un rato antes de cocinarlos.
  • Baja la calefacción mientras cocinas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Activa

Sigue toda nuestra actualidad en nuestras redes sociales